La Doncella Virgen


Imagen de Brian Peterson

La doncella virgen

La habían educado para ser una Santa.
Sus ojos solo contemplaban la piedad.
Su alma solo sabía llorar.
Sus labios pedían perdón,
por los pecados de los demás.
Vestida de luto, para ella el goce vetado estaba.
Aquella Virgen no era para aquel zagal.
Sin embargo cada vez que sus miradas se encontraban.
Su deseo pedía hacerse realidad.
Aquel día sus almas se toparon.
El joven la abordaba,
Y ella sollozando.
Le suplicaba que no la tomara.
En aquel pajar con los vientos de testigo,
con dulzura extrema el doncel la abrazaba.
Amasando sus senos,
al placer la adentraba,
Para juntar sus labios y regalarla un beso.
Su desnudez les vestía de deseo.

 La susurraba dulces palabras.

mientras su virginidad quebraba.
después el goce llegó a sus cuerpos.
Ella le abrazaba fuerte.
El su pasión la entragaba.
La magia del placer.
Les unía para siempre.
efe

9 pensamientos en “La Doncella Virgen

  1. Siempre será virgen aquél que entrega su amor incondicional, aquél que siente y se apasiona, aquél que sueña y es feliz en sus sueños.Esa virginidad del alma, es pura, no desaparece, es la mejor prueba de amor.Un beso enorme amigo

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s