El ascensor




David y Victoria Beckham, pasión en el ascensor
El ascensor
Todos los días coincidían en aquel ascensor rumbo a sus respectivos lugares de trabajo.
Sus miradas se cruzaban fríamente y un adiós impersonal zanjaba su diario encuentro. Mientras el  ascensor subía cumpliendo inexorablemente su función, empleando breve tiempo en llegar a la quince planta.
Ella coqueta y resultona se acomodaba al fondo de la cabina. El enfundado en el clásico traje de todos los días se situaba enfrente. Aparentaba no apreciar el aspecto de la joven en la primera hora de la mañana, mientras ella a veces jugaba mentalmente a juzgar la combinación de la corbata de él.
En ese tiempo  jamás cruzaban una palabra compartiendo la monótona compañía con los demás usuarios hasta que llegaban a su destino.
Siempre a la misma hora, apresurados bajaban en la última planta soltando cada uno un aséptico buenos días, a la ya aburrida recepcionista que les devolvía un estudiado saludo, sin casi considerar su presencia.
Aquella mañana entraron en el ascensor como todos los días, este se llenó de los habituales usuarios para repartirlos metódicamente por todas las plantas del edificio, cuando la casualidad hizo que se quedasen solos.
De repente el motor del ascensor se detiene y este se para caprichosamente entre dos plantas como si su sistema informático se lo hubiese ordenado.
Ambos tardan varios segundos en valorar la situación, decidiendo quizá por la urgencia del momento cruzar su mirada esta vez sin trampa. El hombre advierte que el rostro de la joven esta libido y que va a romper a llorar.
Entonces la tiende la mano tranquilizándola, mientras ella le aclara que padece claustrofobia, Este impulsivamente la abraza con una decisión por ella no esperada, pero se entrega a sus brazos con el agradecimiento infinito, que puede entregar alguien que necesita una urgente protección.
El personal de servicio los rescata en breves minutos, y ambos aliviados se hacen un ofrecimiento.
¿Comemos juntos?

8 pensamientos en “El ascensor

  1. Es verdad Trini a veces la casualidad forma historias.
    Un abrazo.
    ……………………………………………………………………………………
    Me alegra que te haya gustado la Historia Nectar.
    Gracias por venir.
    ……………………………………………………………………………………
    Gracias Yemaya por venir.
    Un beso.
    efe.
    ……………………………………………………………………………………

    Me gusta

  2. GRACIAS AMIGO POR ESTAR SIEMPRE
    SI NO TE HE CONTESTADO ES PORQUE NO ESTOY BIEN
    ME HE DEDICADO A SUBIR LO SERRAT NADA MAS
    QUE SEA UN 2011 PRECIOSO COMO TE LO MERECES
    Y QUE ESTES MUY BIEN
    MUCHOS CARIÑOS AMIGO

    VERENA

    Me gusta

  3. La casualidad Belen a veces es caprichosa.
    Saludos.
    ……………………………………………………………………………………..
    Hay está Rosa la magia del ascensor.
    Un saludo.
    ……………………………………………………………………………………..
    Es una alegría Verena recoger tus palabras, solo mis deseos de que sigas caminando y algún día cumplas todos tus sueños.
    Un abrazo de corazón

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s