Olores.


9512565464_81fd4a99fb_zOlores.

A lo largo de la vida vamos metafóricamente guardando los olores. Olores que tratan de la tristeza del que se ha ido, o la alegría del que llega.
Los sentimientos saben bastante de olores, del sudor del amado, aún en una noche fría de invierno en la cama de todos los días, o de la furtiva despedida del amor inconstante o prohibido.
O cuando la historia al pasar los años ya huele a antiguo o a medio gastado.
También para paliar los malos olores tenemos los desodorantes, prácticos pero artificiales, por ejemplo, para el desamor vale el olvido, y para lo contrario el cariño, para la tristeza las sonrisas.
Las lágrimas bañan las penas y las sonrisas alivian el duelo, pero siempre los olores quedan recordándonos tiempos vividos.
La memoria siempre cura los malos recuerdos, cambiándolos por otros nuevos, estos de aromas distintos nos devuelven las ilusiones para seguir viviendo.
Esto es mi catalogo de pensamientos, unos huelen bien y otros peor pero todos en la historia están guardados.
Luego la conciencia nos recuerda lo que hacemos, la vida nos castiga o premia, y de ello quedan los hechos, que también algunos el mal olor nos recuerda.

efe

firma

4 pensamientos en “Olores.

  1. No me había parado a pensar sobre los olores como tu los has descritos… ahora veo que tienes mucha razón, por mi mente pasar recuerdos y con ellos, como diluido, el olor que en aquellos momentos destacaba.

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s