Al fin del camino.


Al final del camino.old_style_swing

Sus vetustas manos cuentan las muchas historias vividas a lo largo del recorrido juntos. Sus mentes todavía claras, hablan de sinsabores, deseos no cumplidos, además de padecer el duro caminar por la Yincana de la vida.
Atrás queda su juventud y una gran trozo de su historia. Se amaron, a veces hasta se odiaron, pero siempre unidos ganaron a la adversidad e incluso al temido desamor. Sabiendo aceptar sus perdones, ahora frente a frente se reprochan haber tenido momentos de desencanto, tiempo no ganado a la necesaria felicidad, pero se alegran de su unidad cierta al final del camino. No buscaron la facilidad simplemente en la vida, lucharon para ser más generosos con ellos mismos y los demás, no permitiéndose el desanimo jamás. Cayéndose para volverse a levantar supieron seguir andando, procrearon contribuyendo a dejar a sus propios testigos, se equivocaron tanto como aciertos cuentan, y su libro ya está casi completo.
Sonríen ya con la sabiduría que otorgan los años, miran con respeto a los que les indican lo propio y lo ajeno, aún no sabiendo el engaño, dudan aún de su certeza. Aprendiendo más de los errores que han cometido siguen escribiendo su libro. El libro de su vida que quizá seguirá abierto por los que les quieren y quisieron.
Ahora sus ojos ya gastados les regalan sonrisas en el no último baile de su vida.

Efe

 

Photo credit: J.C. Rojas / Foter / CC BY-NC-SA

firma

9 pensamientos en “Al fin del camino.

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s