Los Celos.


1Origen de la imágen

Los celos.

Creo que técnicamente los siquiatras y expertos en muchas ciencias han definido esta terrible enfermedad que corroe a multitud de personas, por lo que un servidor comentará su experiencia vivida en otras personas y como no incluso en la mía propia.
Sentimos celos no ya de las personas queridas, sino hasta del éxito o logro de otros, esto además de llevar a la paranoia a cualquiera, termina trayendo la infelicidad, cosa que a mi juicio cuanto más lejos mejor.
Con el lenguaje del argot domestico o de la calle. Se dice que sobre todo “al macho Ibérico” o la “parienta de turno “ante un ataque de celos son capaces de lo peor. Hay suficiente literatura sobre duelos, o asesinatos pasionales que nos cuentan estos hechos. La libertad debe ir avalada con la generosidad del otro, entendiendo que la fidelidad para casi todos es incuestionable, pero en cualquier pareja debe existir una cuerda lo suficientemente larga que no atenace a ninguno de los dos.
Hoy aprecio que sobre todo la juventud ha entendido la vida en pareja como algo natural, que no encierra a uno dentro del otro, logrando que la convivencia sea más deseada. Quizá es más peligroso para la durabilidad de su unión en el tiempo, pero creo que ese riesgo hasta puede ser saludable para ambos, ya que si perdura, están vacunados a prueba de catástrofes o terremotos. Pero si se quiebra el hilo de la convivencia, pues civilizadamente o no. Queda la separación.
Por otro lado vencer los obstáculos siempre al final es gratificante. Aunque sea un poco masoquista pienso que tirar la toalla a la primera puede ser un error, pero vivir en pareja a la antigua, cargando la fémina con el machismo del varón en muchas ocasiones, o con las imposiciones de ella en otras. Me parece que es un garrafal error que aunque hoy también ocurre, ya se da menos.
También como buen latino guardo un poco el sentimiento de ser poseído. Y hay los  celos de la mujer hábilmente tratados  logran ser agradecidos por el hombre, o a la inversa claro. También un buen medicamento como el cariño, la comprensión e incluso  la pasión logran unos excelentes resultados.

firma