Tango.


1Origen de la imagen.

Tango.

La tecnología, acompañada del modo de vivir en nuestros días, ha logrado una larga esperanza de vida para los que hemos llegado a este siglo veintiuno. Con ello la vida depara más oportunidades a las parejas de hoy, resulta agradable y bello ver como personas no ya en la tercera edad, si no en la ancianidad técnica forjan amores verdaderos. Antes salían en la Prensa como casos inéditos, hoy son historias bonitas las que se suceden y que ya no nos sorprenden.
Parejas que en plena senectud, trazan planes de vida donde el amor es solo el objetivo final, donde juntar sus destinos, es quizás bailar otro tango.
Cuando conozco esas historias no tengo más remedio que empezar a creer en el ser humano, observando que el único egoísmo que poseen es sano. El egoísmo de amarse hasta el final. Sonrisas que tejen cariño, encajando sus historias, personas que quizá incluso la vida no les dio esa oportunidad, o que desde abajo le pidieron permiso al que las amó, para volver a amar de nuevo, y estoy seguro que él les concedió todas las bendiciones. Hoy al recordar a esas parejas llenas de ilusión y ganas de vivir, solo puedo decir.
Que jóvenes sois.
¿Me enseñáis a bailar un tango?

Efe.firma

19 pensamientos en “Tango.

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s