La estatua.


2

Photo credit: Arkaitz O. / Foter / CC BY

La estatua.

Todas las noches acudía al Parque a conversar con la estatua, esta miraba embelesada a la Luna, mientras él la confesaba su amor profundo.
Contando la leyenda que la estatua estaba esperando a que su enamorado la desencantase para poder volver a la vida.
El un joven taciturno, la adoraba mientras soñaba con la joven desnuda que moraba dentro de la escultura.
Pasaban las noches cruzando sus pensamientos con la hermosa estatua, a la que le dedicaba dulces mensajes de amor.
Un día la Luna sonríe al joven, entregándole una sonrisa, este cómplice de su bella enamorada.
la pide un deseo.
Que devuelva a su enamorada a la vida.
Pasan las noches, hasta que la luna le envía una estrella, que le lleva por el firmamento hasta su presencia.
El recoge un saco de amor para entregarlo a su Diosa.
Esta le pide un beso, para descender del pedestal, y abrazados suben al cielo.

Efe.