La estatua.


2

Photo credit: Arkaitz O. / Foter / CC BY

La estatua.

Todas las noches acudía al Parque a conversar con la estatua, esta miraba embelesada a la Luna, mientras él la confesaba su amor profundo.
Contando la leyenda que la estatua estaba esperando a que su enamorado la desencantase para poder volver a la vida.
El un joven taciturno, la adoraba mientras soñaba con la joven desnuda que moraba dentro de la escultura.
Pasaban las noches cruzando sus pensamientos con la hermosa estatua, a la que le dedicaba dulces mensajes de amor.
Un día la Luna sonríe al joven, entregándole una sonrisa, este cómplice de su bella enamorada.
la pide un deseo.
Que devuelva a su enamorada a la vida.
Pasan las noches, hasta que la luna le envía una estrella, que le lleva por el firmamento hasta su presencia.
El recoge un saco de amor para entregarlo a su Diosa.
Esta le pide un beso, para descender del pedestal, y abrazados suben al cielo.

Efe.

20 pensamientos en “La estatua.

  1. Cada vez que vuelvo de un viaje largo o de estar algunos años fuera de Pontevedra me paso casi sin saber por una estatua que esta en el casco vello y como si fuese una persona real para mis adentros le digo que me ha encantado volver a verla y que me de suerte para las próximas vivencias, se que es una tontería pero se hizo costumbre visitarla cada vez que vuelvo, no se, me estaré haciendo más viejo.

    Le gusta a 1 persona

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s