Cuando empezamos.


2

 Photo credit: www.saramusico.com / Foter / CC BY-NC-SA

Cuando empezamos.

Éramos demasiado jóvenes, pero veíamos la vida de colores, jugábamos casi como niños y aprendíamos a ser Padres a la fuerza. Eras excesivamente bonita tus piernas embellecían tú corta minifalda que quitaba el hipo a los más guapos.
Los mayores nos reprendían con cariño.
Ya tenéis responsabilidades. Decía la abuela con inusitada vehemencia .
La cama era un campo de batalla, nuestra juventud se rebelaba, y nos hacía llegar al infinito, descubríamos nuestros cuerpos, enriqueciendo nuestra sexualidad, llegando a casi matarnos de gusto y placer..
Un día toda orgullosa me hiciste un regalo, caray era una fusta, sonreí y te di un beso.
La vida pasó entre penas y alegrías, que de todo ha habido, pero el cariño a fuerza de impulsos ha crecido. Ahora solo caben ya alegrías, aunque la vida nos traiga penas, ya conocemos nuestro futuro y casi el final.
Hoy todavía disfrutamos nuestra ya eterna vejez, pero con visos de juventud no acabada. Reímos con nuestros amigos, nos cuidamos y nuestros cuerpos todavía no son feos, viajamos por nuestra historia y nos queremos.
Ahora recordamos cuando empezamos a caminar, olvidando los reproches, las caídas y los desengaños. Solo valoramos el presente que nos lleva de la mano.
En mi memoria solo existe la muchachita minifaldera, que se los llevaba de calle, para lograr que yo me parara a verla.
Para mi eras la más bonita.
Hoy años después sigues siendo para mí la más bella.

efe.

firma