El carnaval de la vida.


El carnaval de la vida.4

La vida nos trae penas o tristezas, pero es necesario compensarlas con ilusiones. Las risas vividas quedan en la memoria y los pequeños acontecimientos llenan el baúl de nuestra historia.
Tiempo pasado en la cocina de la vida, componen esos pucheros que condimentados con amor o amistad hacen que podamos ser felices.
Vivimos tiempos que la desesperación es el primer plato de muchas personas que ven como la felicidad de ellos y la de los suyos se les escapa, mientras que unos salvadores del mundo, de cualquier signo se reparten la posibilidad de resolver los problemas.
Ojalá fueran sinceros y de verdad cumplieran algo de lo que dicen, solo un poquito, simplemente que nos dejasen llorar, y no tener que preocuparnos de si son capaces de sacarnos adelante.
Al cabo de los años, este modesto hombre de la calle ya no cree en el poder de la sociedad, en la forma de organizarnos socialmente y menos en la honradez general de los políticos, salvando a un mínimo de ellos, pienso que vivimos en un eterno Carnaval en el cual prima el mejor disfraz o pantomima.
Por eso creo que la guerra debe hacerse a nivel íntimo, cuidar la verdadera amistad y arrimarse a quien de verdad sea capaz de amar sin interés alguno.
Por cierto creo que los buenos están en la derecha, en la izquierda, el centro o los mediopensionistas, o sea en todos los ámbitos de gentes que nos rodean, entendiendo además que la grandeza de corazón no es tampoco solo patrimonio de los pobres o ricos.

Efe.

Photo credit: Txanoduna / Foter / CC BY-NC-ND

firma

6 pensamientos en “El carnaval de la vida.

  1. Aúnque el mundo se avanza mucho en plan del desarrollo tecnologico, la sociedad y el poder son los mismos que hace siglos ,y no creo que cambie algo alguna vez. Llevas plena razon…lo más seguro y depende de nosotros..es cuidarnos el uno al otro en el nivel intimo. ¡ Bien dicho!

    Me gusta

  2. Qué verdad la que has dicho! Y uno se da cuenta cuando ya no está fresco para bailar en el dichoso carnaval! Jaja. Somos ingenuos, pero de buen corazon no? PUes eso me reconforta. Que lo pasen bien los que carnavalearon mientras que yo creía que estaba en un lugar serio, verdadero, auténtico, posible. En fin, a bailar! Besos

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s