Divagando.


10Photo credit: Lionel Ruiz / Foter / CC BY-NC-ND

Divagando
La vida se va llenando de vivencias para dibujar nuestra historia. Las estaciones se van sucediendo unas detrás de otras con nosotros dentro, vamos conociendo a otros seres al tiempo que aprendemos a quererlos, a desearlos e incluso a odiarlos. Somos así, duros e injustos a veces, aunque conscientes de nuestro comportamiento en ocasiones lo llenamos de contradicciones. Aunque también necesitamos y sabemos querer.
Pero la madurez me enseña verdades que son útiles en ocasiones. La sinceridad en la mirada de los niños, la credulidad de los mayores y hasta la fidelidad de mi mascota me hace ver esas verdades. La necesidad de buscar la amistad, el cariño entre todos los que nos rodean es el combustible del buen vivir y posiblemente necesario hasta para saber morir.
Al igual que todas estas cuestiones no debo ni deseo olvidar el buen amor, siempre envuelto en sexo y placer. Entiendo que es lícito vivir los extremos, sentirse deliciosamente poseídos o poseer incluso hasta los límites más largos que podamos imaginar.
Hoy me apetecía divagar consigo mismo, vagar por mis pensamientos abandonándome a los recuerdos, sintiendo deseos de volverlos a vivir. Cuando abrazas de nuevo a tus seres queridos, o a tus Amigos del alma vuelves a sentirte egoístamente feliz, a sentir que vuelves a recuperar vivencias, en resumen a volver a cargar las pilas del alma.
efe.

6 pensamientos en “Divagando.

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s