Recuerdos del pasado.


2Photo credit: New York Public Library / Foter / No known copyright restrictions

Recuerdos del pasado.

Vivimos En un espacio que nos arropa y hace la vida fácil, pero también nos acongoja. El móvil cada día más sofisticado, acompañado de los mil subterfugios imaginables, nos hacen olvidar el diario convivir con el Prójimo.
Se acaban las charlas de café o las cervezas en el bar al salir del trabajo, la convivencia física ahora es más dura que antes y nuestra comunicación la gestionamos a través de la telemática. El Correo electrónico arde muchos días, al tiempo que en las redes sociales nos cuentan chistes, dimes y diretes, alegrándonos con las fotos de gente con poca ropa.
Quizá fuese el sueño de los que nos precedieron, la posibilidad de relacionarse sin preámbulos, en privado y con las facilidades necesarias para combatir cualquier timidez. Incluso podemos comprar sin ningún problema la posibilidad de formar una pareja. Pero caray yo echo de menos la espera del cartero que traía la buena nueva, ese empleo que se consolidaba, la carta con olor al amor ausente o porque no el aviso del pago de la luz.
Todo se ha traducido en perder oportunidades de trabajo, o lo que es peor se ha mecanizado nuestro día a día impidiendo ser a veces nosotros mismos.
Me hacía gracia como en mi trabajo me pasaban llamadas que se colaban por el filtro necesario, que ahora hasta casi me hacen gracia, recuerdo como el o ella me intentaban convencer para reunirnos con objeto de presentarme algo inédito.
A veces hasta fue útil, pero generalmente era la forma del siglo ventiuno de emular a los dicharacheros charlatanes que vendían de todo puerta a puerta.
En fin evolucionamos pero no puedo evitar la nostalgia de haber vivido otros tiempos que a mi parecer no fueron malos.

efe.

firma

14 pensamientos en “Recuerdos del pasado.

  1. De acuerdo contigo en todo. Pero yo sigo comprando el periódico en papel, charlando cara a cara con los amigos, escribiendo cartas en folios y poniendo viejos discos de vinilo sin “piratear” nada, por poner algunos ejemplos. Por supuesto que la tecnología nos ha hecho la vida más agradable…o no, pero sigo mirando atrás con recuerdos felices. Buen día. Saludos.

    Me gusta

  2. Eso de be suceder en grandes ciudades. Donde yo vivo las redes sociales no quitan las reuniones familiares, las salidas con amigos, las visitas para escuchar música, una cosa no debiera quitar la otra, esa sería la riqueza en si, donde aumentan las opciones y posibilidades.

    Me gusta

  3. Yo soy de este milenio, voy con él. Y no sé lo que es eso de esperar al cartero y cosas así, me refiero a que no he vivido tales cosas, pero no puedo más que decir que tienes toda la razón del mundo. La tecnología nos absorbe y encierra en sí. Odia hablar mucho con la gente por el móvil, ya que cuando llega el momento de verse en persona es todo muy diferente, aun cuando digo que no podría vivir sin ella diariamente. Un saludo. https://laslineasnoescritas.wordpress.com/acerca-de/

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s