El ama de casa.” La presentación”


3

Origen de la imagen

El ama de casa.
La presentación.

No pasó mucho tiempo cuando entró en la salita, una mujer ya madura, luciendo un atractivo especial , que denotaba que en su juventud había sido muy guapa.
Hola me llamo Marga y soy la directora y propietaria de esta casa.
Después sin muchas contemplaciones, la pasó a contar los pormenores. Lo que podía ganar, que por cierto   era sustancial, seguido de las normas de la casa. Puedes venir cuando quieras y el tiempo que desees, pero debes cumplir algún requisito, como el de hacer bien el trabajo y no recibir quejas de ningún cliente. Puedes ver al cliente sin que él lo advierta y si sois bastantes hasta declinar hacer el servicio si no te agrada.
¿Alguna pregunta?
La respuesta fue tan escueta como lo preguntado . No.
Bueno tendrás que ponerte algo más sugerente y salió de la habitación.
Regreso con unas prendas en la mano, indicando a Diana que se desnudase. Las braguitas es un argumento para sorprender al cliente, así que no te las quites. Diana obedeció, se puso una faldita negra ceñida a su cintura que obscenamente se pego a su trasero y una camisa roja anudada a la cintura, antes de calzar unos zapatos con unos tacones de vértigo, la madame con un singular atrevimiento apretó el nudo de la camisa, a su cintura, y la subió los pechos hacia arriba. Es Mejor que resaltes tu busto, ya que puede ser un buen reclamo hacia el cliente. La explicó brevemente.
Sígueme casi la ordenó sin más miramiento. Llegaron a una salita con una amplia cristalera. Por fuera es un espejo, vemos pero no nos ven, así podemos hacernos una idea de cómo es el cliente.
Espera te presentaré hoy a tus compañeras, ocasionalmente viene algún chico para satisfacer a alguna clienta, pero eso ocurre si alguien lo pide con anterioridad.
Entraron tres mujeres más jóvenes que ella, a las que Silvia en un breve repaso deduzco que tenían bastante experiencia. Sus atuendos quizá eran más personales ya que procedían de su propio vestuario, pero no por eso menos sugerentes.
Se dieron un breve beso y la fueron contando los detalles de lo que sería su nuevo trabajo, entre risas y cotilleos se sentaron en los divanes esperando la hora de comenzar su cotidiana jornada laboral.
Diana empezó a entender las cosas integrándose en el grupo y aún sin pensarlo se sintió extraordinariamente bien.

Continuará.
efe.firma

13 pensamientos en “El ama de casa.” La presentación”

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s