El labrador.


2

Origen de la imagen.

El labrador.

En ese campo rudamente arado, descubrí muchas verdades.
Las manos ya gastadas que rotularon los campos, dejaron su huella.
Erguidas nacieron las espigas, que luego la vida de los seres queridos sustentaron.
En su mente solo mediaba un deseo, que su trabajo fuese recto.
Los surcos que marcaron senderos de duro sacrificio.
 fueron testigos de ello.
Nació para construir el mundo, laboró sin descanso, ajando su rostro el sol.
Es la historia del anónimo labrador, que supo dejar su recuerdo.
Los campos que nos procuran el diario sustento, hay quedaron.

efe

firma

9 pensamientos en “El labrador.

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s