Las Ejecutivas.


Laura era una chica con suerte. Su empresa de publicidad iba viento en popa, por lo que no podía ser más afortunada. Se decía a si misma, esbozando una sonrisa interior, mientras el agua tibia resbalaba por su cuerpo.
La ducha era gratificante en aquella mañana de primavera, salió y envolvió su esbelto cuerpo en el albornoz de grueso rizo, mientras bebía un zumo de naranja. Había heredado de su madre unos inmensos ojos azules que daban vida a todo su ser  que además de ser muy bonita la hacían ser envidiada por todos.
2

Se disponía a llamar a Diana su Socia, cuando esta se  le adelantó. Descolgó el teléfono y se dispuso a hablar con ella.
Buenos días Diana.
¿Cómo te encuentras esta mañana?
Muy bien le contestó esta.
Enfrascándose en una conversación rápida, Laura la confirmó la reunión que tendrían con ese Empresario importante que les brindaba la posibilidad de conseguir la cuenta soñada y que les daría el empujón definitivo para que su empresa ya fuese algo serio.
Se confirmaron sus planes de actuación, además de los atuendos que lucirían para la ocasión cerrando todos los detalles.
Después con voz cantarina se despidieron con un mutuo.
Adiós Cielo, ponte guapa.
Llegaron al impresionante edificio donde estaban las oficinas del Empresario, después de mostrar sus encantos al conserje, se dirigieron al despacho indicado por este, la secretaria les ofreció algo de beber,  que simplemente por nerviosismo rehusaron ,disponiéndose a esperar que las recibiese.
No tardo en recibirlas Don Juan Ramirez. La sorpresa fue para las jóvenes un chasco impresionante, el tal Ramirez era guapo y no se parecía nada al que ellas conocieron en otras ocasiones. Que por cierto siempre las ignoró cortésmente. Cruzaron sus miradas esperando la explicación del bombón que tenían delante.
Señoritas soy Juan Ramirez. Por obra de los años acumulados de mi Sr. Padre, ahora soy el responsable máximo de la Empresa. Ustedes me han presentado el proyecto de una campaña publicitaria que me ha convencido, así que nuestros abogados en su momento resolverán los trámites.
Pero los detalles creo que podríamos solucionarlos acompañados de una buena cena.
¿Qué les parece esta noche a las diez?
Se miraron derretidas por completo y con una estudiada sonrisa le respondieron.
OK.
Muy bien mi chófer pasará a las diez a recogerlas.

efe.

Continuará.

Origen de la imagenfirma

9 pensamientos en “Las Ejecutivas.

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s