La terapeuta. Capítulo III.


La terapeuta III8

Ya en la pradera del parque, tumbados en la hierba, Silvia jugaba con los dedos de la mano de Lucas como si fuesen las cuentas de un rosario. Desgranaba la palabras haciendo una conversación muy fluida que estaba llenando de vida al joven y haciendo a veces cosquillas en el estomago de ella.
Sabía que le podía hacer mucho bien a Lucas, que eso le haría entrar en una fase más rápida de recuperación, pero evidentemente como mujer encontraba algo especial en el.
Quizá su masculinidad. También pensaba que debía haber sido un hombre que supo amar a esa mujer que perdió en aquel terrible suceso. Un camión sin frenos les llevo al precipicio donde entre otras desgracias dejo la vida, la mujer de sus sueños.
Silvia pensó que se había llevado simplemente el trabajo a casa, tenía que hacer que ese hombre fuese lo que deseaba, que fuese útil .Y hay no descartaba la posibilidad de que también fuese suyo. Pero esa era una utópica necesidad, dentro de ella. Ya que no era capaz de volver a amar a ningún hombre después de la última pesadilla.
Se aunaba una gran profesional, con una guapa y además extraordinaria mujer.
Caía la tarde y se imponía merendar, que te parece si me invitas a unos bocadillos en el merendero, porque ya está bien de ir de gorrón. Caballero. Le dijo con una alegría espontanea.
Sin poder contener las risas, Lucas volvió con la inevitable ayuda de ella a su silla y alegremente se dirigieron al merendero.
Menos mal que eres fuerte la espetó Lucas.
Bueno más vale maña que fuerza, me paso el día volviendo a enseñar a caminar a todo el que se deja, y esto entre otras cosas te da también fuerza y te pone en forma.
Pidieron unos bocadillos y unas cervezas mientras que daban buena cuenta de ello, hablaban, se contaban chascarrillos, en fin se lo pasaban bien.
Creo que es la hora de recogerse.
Exclamó Silvia pausadamente.
¿Qué te parece si nos vamos yendo hacia casa?
Pues bien. Contestó alegremente él joven.
Ya en casa. Silvia se cambio de nuevo y esta vez su corto pijama era casi infantil, un mickey mouse en el frontal de la camiseta arrancó una carcajada a Lucas que también le contagió a ella.
Supongo que desearás ducharte, y sin esperar su respuesta, volvió con una silla de la cocina, la ponemos en la ducha para que te sientes le explico casi con prisa.
Me imagino que no te dará vergüenza desnudarte delante de tu esclava, ya que esta conoce tu anatomía al dedillo. Entre chanzas y no pocos sudores, Lucas se acomodó en la ducha. Le reguló el agua caliente le dio la alcachofa de la ducha y se quedó cerca. El joven con su único brazo útil se enjabonaba como podía, hasta que Silvía completamente empapada le frotaba la espalda y casi todo el cuerpo. Entre risas. La joven le estaba dando su diaria sesión de rehabilitación, apoyándose en él para frotarle la espalda sus pechos llegaron a la altura de la boca del joven casi rozándole los labios, pero ella ahora se concentraba en su mano derecha que apretaba la suya , mientras le obligaba a intentar incorporarse. Le miró a los ojos cuando una lágrima resbalaba por el rostro del joven, al advertir que movía los dedos de la mano derecha ¡Bravo! Exclamó también emocionada, lo conseguiremos.
Silvia terminó con su objetivo del día. Le soltó mostrándole su esplendido cuerpo desnudo al tiempo que exclamaba, no te como a besos porque eres mi paciente.
Le ayudó a salir de la ducha y se dispusieron a descansar de la agotadora jornada, sobre todo para Silvia que la supuso un gran esfuerzo físico, ya que no contaba con ninguna ayuda.

Aquí nos vamos. Pero prometo que el desenlace llega en el próximo capítulo.

Origen de la imagen.

firma1

21 pensamientos en “La terapeuta. Capítulo III.

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s