La necesidad.


La necesidad.tango-29947_960_720

Por que hablo o escribo sobre sexo, o canto al amor u otros temas sentimentales. Busco la respuesta pero no consigo encontrarla quizá sea la necesidad de calmar una cierta ira interior acompañada de una imaginación que para algunos puede resultar hasta obscura.
La vida que estamos consumiendo en esta Sociedad falsa, mediática y tramposa, me está amargando el buen vivir.
Todo son medias verdades como mucho, que tratan de convencer a unos clientes más cabreados que una mona. Ante esa disyuntiva siento la necesidad de soñar y que mejor que hacerlo a través del amor y siempre que puedo,  vivir el goce de practicar sexo.
Puedo ser tachado de viejo verde, pero doy fe que todavía no lo soy del todo, prostáticamente estoy útil  y procuro que mi coquetería masculina este activa.
Lo demás ya casi me da igual, no creo a nadie que me ofrezca mi salvación terrenal, más bien prefiero que me cante por bulerías la grandeza de ser feliz y si es una fémina salerosa que me invite a bailar.
Bueno eso es un poco machista, también puedo bailar e incluso cantar con un apuesto bailaor.
Feliz día a todos y no os creáis mucho de lo que os cuenten.

efe.

Origen de la imagenfirma1

38 pensamientos en “La necesidad.

  1. Que te saquen por bulerias !!! es un placer leerte y quien tenga tabúes en ciertos temas que se lo haga mirar ya en el siglo en el que estamos no debería de ser un obstáculo leer ningún tema. Viejo verde? pero que dices efe, sigue, continua siempre escribiendo, besos.

    Me gusta

  2. Viejo verde, viejo verde…pero si ¡ese concepto ya está obsoleto.! Si tienes ganas de que alguien te baile y reconoces que estás aún pimpante, como diríamos por aquí…es que vives y vivir es gozar, en el sentido que quieras darle a tus palabras. Buen día.

    Me gusta

  3. El sexo es como dormir o comer una necesidad fisiológica y si además lo compartes con una persona que te quiere y a la que quieres. Miel sobre hojuelas. Todo lo que escribes es interesante y no soy la única que lo piensa. Eso demuestra que también pensamos en el sexo, como necesidad o como algo hermoso que compartir. Un abrazo!

    Me gusta

  4. Todos tenemos necesidades, todos. En mayor o menor medida muchas de ellas ocultas, claro. Por el qué dirán, por el placer de poseer un secreto íntimo, por huraños, por hipocresía… O por puro placer.
    Como la necesidad de leerte, por ejemplo, aunque esa sea la menos oculta de todas las que tengo en estos momentos… 😉

    Abrazos, efe.

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s