Historias tras el teclado.


6

Fuente de la imagen

Historias tras el teclado.

Nos conocimos tras la pantalla a través el teclado, éramos compañeros de historias, tú escribes y escribías como los ángeles, por eso a todos los caminantes nos fascinabas.
Escribimos sobre el amor, hablamos de sexo y a veces hasta el extremo. Aún recuerdo las largas charlas en el Messenger, padre del Whatsapp, hasta las primeras luces de la mañana.
Después nos conocimos en persona, fuiste la mejor amiga de mi Dueña, viajamos nos divertimos como jóvenes alocados, aún sin nosotros serlo. Trocaste tus sentimientos con los míos, te gustaban mis letras y en todo momento me decías si eran buenas, yo leía embobado tus metáforas poéticas. los toques asexuados de tus letras, la inmensa sabiduría que imprimías en ellas.
Para nosotros eras la Princesa, todos los amigos te queríamos, bueno algunas de ellas un poquito te temían y otras te envidiaban. La generosidad de mi Dueña permitió que nos conociésemos por dentro y participamos de la gran experiencia, luego la enfermedad llevo a la Reina a la mesa de operaciones, estuviste siempre a nuestro lado, nos escuchaste y nos diste consejos. También participaste en nuestras juergas, inhibida, divertida y disfrutando.
Luego un día la vida, sin motivo alguno, te alejó de nosotros, sabemos donde encontrarte, ahora eres alguien casi importante, pero solo tú debes encontrarnos.
Quizás estas letras se cuelen dentro de tu vida y nos demos un beso.

Efe.firma año

18 pensamientos en “Historias tras el teclado.

  1. Este relato me llena en cierto momento de tristeza por pensar que un teclado pueda sustituir lo que es una conversación entre dos personas, cara a cara, mirándose a los ojos y creer que aún existe algo más que un teclado para expresar lo que se siente de verdad. Es la vida que nos ha tocado, para bien o para mal. Buen día.

    Me gusta

    • En realidad el teclado en este caso nos llevo a la vida real, ya que la amistad física subsistió hasta hace poco.
      Después los teléfonos dejaron sonar, y la amistad acabó sin más.
      Fué el medio para conocernos el teclado nada más.

      Un cordil saludo

      Le gusta a 2 personas

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s