Aquellos tiempos.


Aquellos tiempos.6

Ha pasado mucho tiempo en el que un niño que demostrara su sensibilidad, le marcaban como un chico débil e incluso amanerado o a lo peor hasta con tendencias homosexuales.
Los niños jugábamos a hacer guerras, tirábamos piedras o jugábamos a saltar sobre uno de nosotros.
Aquello era lo que nos inculcaban en el día a día. El colegio era de frailes para nosotros y de monjas para ellas. Así transcurría la infancia hasta llegar a la pubertad, que descubríamos que el placer existía y empezábamos a flirtear con las niñas, que a su vez nos consideraban unos monstruos brutos.
Llegaba la juventud y entonces las cosas cambiaban rotundamente, a las jovencitas les exigían una sensatez que no tenían, tocarlas era misión imposible y menos confesarlas las ganas de hacer el amor. Nosotros, entonces empezábamos una cruzada casi imposible, el ser puros y castos a toda costa.
Más tarde nos hacíamos novios y estábamos súper salidos, ya que la consigna maternal o lo que es peor paternal de la novia, era que el sexo lejos. A veces si intervenía el padre de familia hasta podía acabar con el idilio, ya que su hija debería ser virgen hasta la mayoría de edad.
Todo esto era la maravillosa Sociedad de entonces, si expresabas tus sentimientos debía ser en privado y desde luego en plan platónico y sin indicios de pecado alguno.
Lo que ocurría después es que esta sociedad hipócrita, nos dotaba de otros medios para calmar nuestra libido, era entonces,  cualquier mujer de la vida la que te hacia disfrutar. El método o modo era diverso, según tus recursos económicos, pero eso si satisfacía a los progenitores de la joven que querías. Ya que los impulsos varoniles eran hasta casi bienvenidos.

efe.

Photo Credit: analogueartphotography via Compfight cc

firma año

17 pensamientos en “Aquellos tiempos.

  1. Pingback: Aquellos tiempos. | bibliotecadealejandriaargentina

  2. Ufffff….todo el mundo esta lamentando que hemos perdido el romanticismo,,sensibilidad y la pureza en
    las relaciones entre los sexos opuestos. Que nos pasamos los limites simplificando la relación sentimental, comparandolo con los tiempos pasados. ¿ No? Un beso…llevas plena razón.

    Me gusta

  3. Sip, Efe tienes razón y tambien Melba, somos víctimas de una sociedad con doble moral en ese aspecto.
    Sexo hasta la mayoría de edad ¿como? hasta donde yo sé, hasta que te casabas. Pero eso no rezaba para el sexo masculino.

    Me gusta

Tu comentario es Bienvenido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s