Amistad.


Amistad.8

Un día en la adversidad te encontré amigo del alma.
La tormenta de la vida nos zarandeó para varar en la tristeza.
Tú me enseñaste a navegar, en ocasiones,
aliviaste mi carga, llevando consigo las penas.
Supiste escucharme y construimos nuestro mundo.
Juntos recorrimos las sendas de nuestra existencia,
para que el destino nos trajese hasta aquí.
Mas tarde el barco de la vida nos deparó otras vivencias.
Quizá el tiempo nos distancie y nuestra historia sea distante.
Pero siempre nuestro tesoro será nuestra amistad y cariño.
Mientras nuestras almas se reflejarán en bellos recuerdos,
para en la proximidad sentirnos.
Gracias de todo corazón amigo,
por haber compartido tu vida conmigo.

 efe.firma año

El encanto de ser el más feo.


4

Autoría de la imagen.

El encanto de ser el más feo.

Estaban en el bar más de moda de la ciudad, la música sonaba en el tono perfecto para poder charlar y el ambiente era especialmente guapo.
Aquella Noche era una cualquiera para él, salió a tomar una copa para volver con su soledad acostumbrada. No era el varón más apuesto del barrio, su interés por conocer a la más bonita, era una aventura imposible de cumplir y al final sus pensamientos eran sus únicos anfitriones. Contemplaba a una joven, quizá la más guapa a su criterio, los tejanos de la chica marcaban las nalgas más hermosas que había visto nunca, presintiendo una figura especial. En un momento inesperado la joven se dio la vuelta y pudo contemplar un rostro simplemente bello, para él eso ya era el éxito de su noche. Que le dedicara una mirada, La devolvió con un gesto alegre, el detalle de haberle simplemente no ignorado. Pero la chica se acerco a él, esta vez con el descaro propio de intentar conquistarle, su corazón latía a mil, era casi feliz.
El saludo fue breve y mutuo. Hablaron, se tocaron y llegaron a entregarse un beso. En un momento de audacia el joven la preguntó. Que si deseaba estar con él.
La chica con una sonrisa franca le contestó. Amigo los complejos para la cosas del corazón son nefastos, te he visto varias veces incluso hablar con alguna chica, pero incapaz de darla un beso. Yo hoy no es que haya querido hacer de ángel de la guarda, es que simplemente he querido conocerte. Y por cierto quieres salir conmigo.

Efe.firma1

Liberalidad.


Liberalidad.

SONY DSC

SONY DSC

Aunque hemos andado ya una gran parte del camino tanto un servidor como mi Dueña, somos unos apasionados de la vida, tanto en el plano social como sexual. Nos gusta vivir y porque no. También en los extremos. Gustamos de disfrutar de nuestra liberalidad y consideramos que movernos dentro de un marco lúdico y libre es una de las libertades más codiciada del ser humano.
Nos gustar vivir desnudos de prejuicios y por supuesto físicamente, para nosotros la fidelidad es algo necesario, huimos de la promiscuidad por sistema, pero nos gusta convivir dentro de ella.
Creo que el ser libre de pensamiento además de saber vivir libre es una garantía para moriste satisfecho, por eso pienso que en la vida me voy a llevar lo que se me ponga por delante, claro en todo lo licito, se entiende.
Todo esto viene a colación, porque últimamente he observado que dentro de mi mundo social, tengo algunos conocidos. Digo esto porque ya los he sacado de mi mundo afectivo, que han perdido mi condición como amigos, ya que ellos nos tienen en otra categoría. Para ellos pertenecemos a esos amigos golfos que no son aptos en su círculo social familiar, pero si para participar en lo que ellos creen su lado obscuro.
Al advertir tal situación primero me llevé un gran disgusto, luego abusando de mi buen talante he pensado. Que ellos se pierden mi amistad.
Creo que la liberalidad, no está reñida con las buenas costumbres y menos con la forma de vivir de muchos, que somos decentes de pensamiento y obras. No teniendo que avergonzarnos de nada además de ansiar vivir libres.

Efe.

Photo credit: DIEGO TABARES/PEREIRA via Foter.com / CC BY-NC-ND

firma

A Brasileira.


3Photo credit: J. Ruano / Foter.com / CC BY-NC-ND

A Brasileira.

Nos encontramos cerca del mar, sintiendo esos olores especiales de los sitios cercanos al cielo. Eres bella a rabiar. Como solemos decir por aquí, en tierras castellanas ya lejanas a la marisma, pero llenas de sol donde no cabe la tristeza del Norte.
Venias de lejos llena de sonrisas, contagiándonos alegría, compartiendo la cercanía de la morriña de tu idioma. Compartimos un buen yantar que mezclándolo con nuestra conversación llegamos a vivir una agradable tertulia.
Después decidiste invitarnos a tomar algo de tu tierra.
¿Qué mejor que un café brasileiro?
Propio también del sitio donde nos encontrábamos, la cercana para nosotros Lisboa.
De esos ojos verdes que contrastaban con tu tez morena, manaba sonrisa a granel que nosotros disfrutábamos con una gran satisfacción y deseo.
Después el delicioso café hecho a tu gusto, negro y oloroso, nos daba una idea de tus raíces. Porque desde esta tierra llamada antaño Iberia, donde se fraguó gran parte de la historia del mundo, allí en tierras lejanas los oriundos tomaron el idioma y mezclaron su sangre con los conquistadores. Por eso hoy todavía, nos unen muchas razones para llamarnos hermanos.
Descubrimos nuestra vida y ocupaciones en horas, nos contaste que eras profesora, que bajo tu atrayente figura hay algo más que baile, pero dentro de ti hay la esencia de todo un pueblo.
Luego la despedida que junto a un abrazo seguido de un beso nos dijo muchas cosas. Después nos entregamos la simbólica mitad de seis peniques, por si acaso el destino obra la magia de juntar la moneda.

La mitad de seis peniques es el argumento de una antigua película que narra una deliciosa historia.

efe.firma

Recuerdos del ayer.


5Photo credit: izarbeltza / Foter / CC BY-SA

Entre mis recuerdos.

Este diario vino a parar al presente importado de otro con letras escritas desde el año 2006. Gusto a veces de recorrerlo hacia abajo y recordar lo escrito en otras épocas, de toparme con las letras que me comentaron otros caminantes de los que prácticamente ya no están dentro de la blogosfera.
En ese año en el que este contador de letras empezó la vida era de otra manera. Había salido de una catástrofe profesional y personal en la que había vivido demasiadas cosas, la mayoría no bonitas, pero este diario logró reconfortarme, además de que gracias a muchas personas que me acompañaron en el camino, aprendía a vivir de otra manera y hasta aprendí sonreír de nuevo.
Había tenido social y profesionalmente hasta años atrás un gran reconocimiento y como todo en la vida se acabó. Fue un volver a comenzar a construir un nuevo mundo personal y material a mí alrededor, aunque tuve muchos apoyos de los seres cercanos, la realidad es que es el enfermo  el que sufre la enfermedad en casi todos los casos.
Aprendí a sobrevivir y modestamente hasta triunfé en muchos ámbitos, entonces ya volví a caminar entre estas páginas, donde encontré a excelentes caminantes que me dieron su amistad y hasta su afecto.
Por eso gusto de volver a leerles y sobre todo a recordarlos con cariño. A muchos los he tratado y trato a nivel personal todavía, por eso desde esta ventana les envió un abrazo sincero además de desearles lo mejor.

Siempre efe.

firma

Pausa.


14071490122_6ead9551e4_hPhoto credit: gato-gato-gato / Foter / CC BY-NC-ND

Pausa.

Unos compromisos profesionales enlazados con unas vacaciones algo más largas han precedido a algunas dificultades de salud de un allegado obligándome a ausentarme del blog.
En este momento las prioridades son otras y mi gran afición a comunicarme o a contar cosas es más difícil.
No obstante me quedo con vuestra presencia y me prometo volver en cuanto pueda, mientras tanto dejo aquí un baúl lleno de recuerdos y buenas vibraciones.

Un abrazo y hasta la vista.

Efe.

firma